Enrique Amorós

Tener mi propio restaurante en un futuro, y aprender de los mayores chefs